Ultimas entradas

Cerebro limitado.

¿QUE SON LAS CREENCIAS?

¿QUE SON LAS CREENCIAS?

Podríamos decir que las creencias son aquellas que “crean tu realidad”, las creencias se componen de todo el amasijo de información/programación que ha sido anclada en tu mente subconsciente, mucha de ella, incluso sin que tu seas consciente de ella, pues eras un niño, y no suponías del raciocinio suficiente para confrontar aquello que veías en tu entorno más cercano, y dabas como bueno, todo aquello que hacían y decían tus padres, y que tu creíste como verdad.

Las creencias también son utilizadas en tu día a día de forma consciente, y suelen estar basadas en tus propias interpretaciones de la realidad, evidentemente basadas en tus experiencias personales, que hacen que tu creas que algo es verdad, que es así, y en tu “limitada verdad”, no ves o crees que aquello pueda ser de otra manera.

Resumiendo: “Las creencias son un mapa personal que conducen tu vida”. (Pero no necesariamente hacia el lugar que quieres)

Todo esto es un mucho más complejo de entender, pero tratare de resumírtelo todo lo que pueda, y poner algún ejemplo para que se entienda de forma sencilla.

Para ello, primero has de saber que tu cerebro se podría dividir en tres partes:

La parte consciente que corresponde al neocórtex, esta parte solo lo podemos encontrar en los mamíferos, y son los humanos los que más desarrollado lo tienen, ya que la neo-corteza, o neocórtex está implicada en las funciones cerebrales superiores: generación de órdenes motoras, control espacial, percepción sensorial, pensamiento consciente y el lenguaje. Resumiendo podríamos decir que la parte consciente, es la que se encarga de percibir la realidad, por ejemplo, yo ahora soy consciente de que estoy escribiendo, y tu de estar leyendo.

La mente Preconsciente, se relaciona con el sistema límbico, se le conoce como el cerebro mamífero, o emocional. Conoce las cosas que has sabido, pero que temporalmente has olvidado, pero con un poco de esfuerzo puedes volver a recordar y traerlas al campo de lo consciente.

La mente Subconsciente, se relaciona con el tallo cerebral, también es llamado el cerebro reptil, es el más antiguo de todos, el que se formó primero, y es la parte más grande y más capacidad de tu mente, se dice que el 90% de la información y del control de nuestra vida corresponde a esta parte, y solamente entre un 4% al 10% es utilizada por nuestra parte consciente, ¿Parece increíble no?.

En esta parte de nuestra mente es dónde se ocultan las innumerables experiencias que hemos vivido desde la niñez y que son imposibles de recordar, pero se encuentran presentes en nosotros, y aparecen en forma de impulsos, impresiones, sentimientos, pensamientos incontrolados, y recuerdos reprimidos, que se manifiestan en momentos concretos  como “respuestas automáticas”.

Seguro que sabes de lo que te hablo, son esas cosas que cuando las hacemos no sabemos muy bien de dónde vienen, y que normalmente una vez hechas, muchas de ellas no nos gustan, incluso nos hacen sentir, mal, “pues ahora ya sabes de dónde vienen”.

Muchas de estas respuestas con algo de trabajo y entrenamiento puedes llegar a reconocerlas, y verás que son reacciones, palabras, gestos o frases, que tus padres utilizaban contigo, entre ellos, y que tu ahora de forma inconsciente utilizas con tu pareja, o con tus hijos, por poner algún ejemplo, porque realmente esto ocurre en cualquier ámbito de nuestra vida.

La parte subconsciente también esta ligada a la supervivencia de la especie, y siempre tratará de protegerte, ante cualquier situación que tu mente interprete como peligrosa para ti.

Por ejemplo, si vas caminando por la montaña, y oyes un ruido de un animal entre la maleza, automáticamente se activarán las respuestas de alerta en tu cuerpo, y se acelerará el ritmo cardiaco, y se tensarán tus músculos, tu cuerpo se preparara para luchar o huir, esto es algo natural y normal, y esta respuesta automática, en momentos determinados te puede incluso salvar la vida.

El problema ahora, es que muchos de nuestros peligros no son reales, (entenderemos como que no son reales, porque no corremos peligro real de muerte, no nos va a atacar un depredador ) son mentales, y ahora el animal peligroso que nos acecha puede ser nuestro jefe, que quiere que hagamos más horas, o también puede ser nuestro casero que nos demanda el alquiler de nuestra vivienda, o pagar todas las facturas que tenemos a final de mes, o terminar la tesis del curso de postgrado que estamos haciendo, o tener el cuerpo danone deseado para cuando llegue el verano, etc.

Vivimos en un estrés constante, y por eso nuestro cuerpo empieza a segregar los mismos químicos del estrés, que cuando nos sentimos en peligro, la adrenalina y cortisol, nos mantienen en una alerta constante, y sostenidos en el tiempo acabaran por pasarnos factura y enfermarnos, pues el cuerpo no esta hecho ni preparado para sostener ese estrés continuamente.

La mente subconsciente también guarda todo aquello que le parece importante, ¿y qué le parece importante? Pues le parece importante, toda aquella experiencia que deje una huella emocional fuerte en nosotros, ya sea buena o mala, “Recordamos nuestro primer beso, y la primera vez que nos partieron el corazón”, también grabamos todo aquello que utilizamos a diario y que repetimos constantemente. De esta forma el cerebro lo interpreta como importante, lo interioriza y automatiza, (Ya sea una acción, pensamiento, o sentimiento) así es como se crean los circuitos o redes neuronales.

Pondremos un ejemplo: Cuándo empiezas en la autoescuela con las prácticas, al principio todo es un caos, te parece imposible hacer tantas cosas a la vez, como el mantener la visión en la carretera, y en diferentes carriles cuando has de hacer alguna maniobra, y poner la atención en los espejos retrovisores, poner los intermitentes, cambiar de marchas, frenar, pedales, embragar, ufffffff…. cuanta cosa. Sin embargo al cabo de un tiempo a base de repetición y constancia esto se automatiza, y pasa a tu parte subconsciente, para que tu parte consciente siga teniendo espació para aprender.

Así que podríamos decir que “nuestra mente subconsciente es como un disco duro”, nuestro disco duro particular, y digo particular, porque cada uno aprende a conducir de una forma, y eso no quiere decir que sea buena o mala, que este bien o que este mal.

Me explico: por ejemplo en Inglaterra conducen por la izquierda y tienen el volante a la derecha, nosotros lo hacemos al revés, quiere esto decir que ingleses o españoles estemos conduciendo mal, es evidente que “No”, que quiero decir con esto, que en nuestra vida pasa exactamente igual, que a ti te han educado de una forma determinada, al igual que a cada una de las personas que habitamos este planeta, es cierto que las personas del mismo país, de la misma comunidad, de la misma provincia, del mismo pueblo, y del mismo barrio, posiblemente tengan mas cosas en común, pero así y todo, cambiarán las creencias de una familia a otra, en base a su linaje e historia personal.

Pero evidentemente dónde mas distancia veremos, será entre diferentes culturas, y clases sociales, pondremos otro ejemplo: aquí en España la poligamia es algo que común y legalmente no esta aceptado por nuestra sociedad, (aunque si es cierto que en las nuevas generaciones se empieza a escuchar una vertiente más liberal llamada “Poliamor”, donde existen relaciones abiertas por ambos sexos, tanto hombres como mujeres pueden tener varias parejas) sin embargo en muchos países orientales, y culturas basadas en el Islam, esta bien visto tener varias mujeres, nombraré alguno de ellos: Argelia, Birmania, Camerún, Catar, Chad, Congo, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Gambia, India, Indonesia, Irak, Irán, Jordania, Kuwait, Líbano, Libia, Malasia, Malí, y Marruecos.

Al igual que en algunos países no se puede comer cerdo, y aquí nos comemos hasta las orejas.

¿Qué quiero decir con esto? Pues que aunque a ti te parezca que algo este bien o mal, que se normal o no, en verdad no dependerá del hecho en si, si no de tu forma de interpretarlo, que evidentemente estará basado en tu educación, en tu mapa personal, en tus creencias.

Si te has criado en un hogar donde tus padres pasaban la mayor parte del tiempo discutiendo y gritando, para ti el matrimonio, la familia es; “Peleas, discusiones y gritos”. (Y posiblemente en tus futuras relaciones de parejas hayan discusiones y peleas, recuerda para ti es normal)

Si eres mujer, y cuando eras niña tu padre era muy exigente contigo, y apenas mostraba su afecto y sentimientos contigo, creerás que los hombres son: “Exigentes, y fríos”. (Y posiblemente tus novios sean así exigentes, y fríos, y si los encuentras cálidos y flexibles, incluso te resulten raros)

Si en tu casa era una odisea llegar a fin de mes, y cuando pedías que te compraran algo, te decían: “El dinero cuesta mucho de ganar, acaso crees que cae del cielo”. (Posiblemente a día de hoy, sigas repitiendo patrón, y te cueste llegar a fin de mes, es tu realidad)

Si cuando eras pequeño la única forma de conseguir la atención y el cariño de tus padres era haciendo lo que ellos te decían, posiblemente a día de hoy seas incapaz de decir que no a la demanda de tus seres queridos, y esto ocurre porque a nivel subconsciente tu aprendizaje para recibir amor se basa en complacer a los demás, y si dices que no te arriesgas a que dejen de darte amor.

Te suena la frase: “con todo lo que mama y papa te quieren, y con todo lo que hacen por ti, me vas a decir que no”.

Hay miles de creencias, estos son algunos ejemplos de casos reales que me he encontrado en consulta, así que analiza tu forma de pensar, y tu forma de actuar, ¿Cuáles son tus creencias? En relación al amor, las parejas, el dinero, el trabajo, etc. Puede que alguna de ellas te este limitando, por ejemplo, puedes pensar que la vida es dura, que la gente es cruel, que los hombres son infieles, que las mujeres solo te quieren por el interés, que el dinero cuesta mucho de ganar, que hagas lo que hagas nada cambia, que la vida es injusta, etc.

Mientras te sigas repitiendo estas cosas, así será tu vida, ¿Por qué? Porque habrás automatizado estas creencias en tu subconsciente, y esta forma de pensar te hará sentir de una forma determinada, y esta forma de sentir te hará actuar una y otra vez de la misma forma, y estarás atrapado en tu “ruedecilla del hámster”, quejándote sin poder alcanzar la deseada zanahoria, sin saber que tu mismo la has creado y automatizado a base de repetirte una y otra vez lo mismo, y que esa misma creencia es lo que realmente te impide alcanzar lo que quieres.

Te recomiendo que cuando te veas repitiendo una frase limitante, como la que vimos anteriormente, como que el dinero cuesta mucho de ganar, te digas mentalmente.. “Cancela, cancela, cancela”, y te repites mentalmente la frase contraria varias veces (Al principio notaras la resistencia, y sentirás que lo que te dices es mentira, incluso creerás que es imposible, no te preocupes, es normal, pero sigue con el trabajo): “el dinero llega a mi vida fácilmente, sin esfuerzo”, a base de repetición y constancia integraras esta creencia en tu mente subconsciente, y esto te llevará a sentirte de otra forma, y actuar de forma diferente, por lo tanto tu relación con el dinero cambiará y la forma en la que este llega a tu vida también.

“Pruébalo, no pierdes nada, y ya sabes, el balón está en tu tejado de nuevo”.

Comparte este artículo

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos recientes
Sígueme en: